El COPINH no puede pedir “cabezas” a base de información falsa, dice Robert Amsterdam, abogado de DESA

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y la familia de Berta Cáceres organizaron una conferencia de prensa el 7 de agosto de 2018. Los comentarios allí hechos y las muchas afirmaciones y acusaciones falsas del apoderado Víctor Fernández muestran una negligencia crasa en lo relativo al proceso judicial y a los hechos, dijo Robert Amsterdam, abogado internacional que actúa a favor de Desarrollos Energéticos SA (DESA).

Según Amsterdam, estos comentarios directamente amenazan los derechos de los acusados a la presunción de inocencia y los derechos a un juicio imparcial, y parecen ser un intento del COPINH para “tornar el proceso judicial en un arma que les permita lograr metas políticas más que realmente buscar la verdad y la justicia para las víctimas de este terrible crimen”.

“Los hechos conocidos contradicen en su totalidad las vagas afirmaciones sobre ‘evidencia escondida’ y amplias teorías de conspiración – incluyendo el hecho de que los fiscales han ignorado las órdenes judiciales que exigen que se comparta el expediente investigativo con Sergio Rodríguez y otros – y no lo han hecho hasta el día de hoy, lo cual va en gran detrimento de la defensa”, dijo Amsterdam.

Amsterdam señala que su equipo legal de expertos internacionales está cuidadosamente examinando los hechos en este caso, y ya han encontrado que en muchos casos el COPINH ha formulado muchísimas afirmaciones falsas y sin fundamentos para atacar a quienes se les oponen. Muchas de las acusaciones y reclamos del señor Fernández para que se expanda la investigación se basan en las conclusiones del Informe GAIPE, cuya credibilidad se esfuma una vez se le examina con criterios independientes, dijo Amsterdam.

El mes pasado el equipo de Amsterdam publicó el Informe Greenspan, de la autoría del más famoso y experto abogado penalista de Canadá, quien encontró que los autores del Informe GAIPE cometieron errores cruciales en el procedimiento y exhibieron un claro patrón de parcialidad.

“En este punto, ninguna institución estatal u observador internacional serio puede creer las palabras del COPINH sin verificación independiente de los hechos, pues parece ser que están decididos a aplicar inmensa presión pública para influenciar el proceso”, dijo Amsterdam. “Cada día, según salen a la luz más hechos en nuestra investigación de este caso, estamos haciendo enlaces directos con una amplia gama de instituciones, como las Naciones Unidas, la OEA, y las respectivos observadores de las distintas embajadas para así compartir nuestros hallazgos”.

“La imparcialidad de este proceso judicial es crucial – y debe basarse en la verdad, no en política”, dio Amsterdam. “Y según salga a la luz pública la verdad en las próximas semanas, tengo la esperanza de que tanto los medios noticiosos como los observadores internacionales puedan ejercer un mejor criterio antes de darle alguna credibilidad a los politizados reclamos del COPINH”.

Deja un comentario